Canada Premierleague ANP 2

Sindicato canadiense: “Nuestros futbolistas no son atletas que naden en la abundancia”

18 de febrero de 2021
Los futbolistas profesionales de Canadá están ahora afiliados a FIFPRO, pues el sindicato mundial de futbolistas da la bienvenida a PFACan como candidato a miembro.

Hace algo más de un año, el jugador de la selección nacional, Marcel de Jong, preguntó a Dan Kruk si podría establecer un sindicato de jugadores en Canadá. Durante su primer año en la recientemente establecida Premier League canadiense, De Jong observó que los derechos de los jugadores no estaban tan bien protegidos como en los otros tres países donde había jugado a nivel profesional: Países Bajos, Alemania y Estados Unidos. Junto con Kruk, que cuenta con un historial laboral en diversos sindicatos, comenzó a organizar a los jugadores, a través de PFACan.

“Es absolutamente asombroso lo que hemos alcanzado durante el año, desde que me senté a hablar con Marcel,” ha manifestado Kruk a FIFPRO. “Hemos reunido a más del 90 por ciento de los jugadores, y esperamos que la próxima temporada sea casi el 100 por ciento de ellos.”

“Me siento orgulloso de nuestro Comité Ejecutivo,” afirma De Jong, quien ejerce como Presidente. “Hemos dado con futbolistas que están dispuestos a asumir riesgos y a poner en juego su empleo, plantando cara a la Liga e intentando abordar nuestros problemas. Es un gran logro.”

Marcel De Jong Pacific 2 11

“Nuestros futbolistas no son atletas que naden en la abundancia. No ganan cientos de miles de dólares en una temporada,” manifiesta Kruk, Director Ejecutivo del sindicato. “Se trata de trabajadores de la vida real. Más del 50 por ciento de los jugadores ganan menos de 22.000 dólares canadienses al año. Es ilógico; ese es el salario mínimo en muchos casos.” En Canadá, los salarios mínimos se regulan a nivel provincial. El salario mínimo más bajo es de 23.500 dólares canadienses (en la provincia de Saskatchewan), mientras que el más alto es de 31.200 dólares canadienses (en Alberta). Según PFACan, el sueldo base se calcula aproximadamente en unos 25.000 dólares. “Sinceramente, no sé cómo se las arreglan algunos futbolistas.”

Conseguir salarios mayores y establecer un salario mínimo son dos de las principales cuestiones en que De Jong y Kruk trabajan conjuntamente con el asesor jurídico Paul Champ. Otros temas de importancia son la mayor libertad de circulación y el arbitraje más justo. PFACan ha recibido quejas de diversos futbolistas que han tenido dificultades para pasar a otros equipos. Los jugadores son excluidos de la negociación: si se niegan a volver a fichar con su equipo, en revancha otros equipos tampoco lo harán. “Los clubes acuerdan entre sí con qué jugadores negociarán o no. Se trata de un complot,” afirma Champ. “Ello interfiere con el derecho del jugador a negociar con cualquier club.”

PFACan desea cambiar el sistema de arbitraje, pues todas las disputas se presentan ahora ante el Comisario de la Liga, que no es independiente. Debido a la crisis del Covid-19, todos los futbolistas sufrieron un recorte del 25 por ciento en sus sueldos el año pasado, ordenado por la Liga, a pesar de que algunos clubes tenían recursos suficientes para pagar a sus jugadores, y de que el gobierno federal facilitó un subsidio considerable para el pago de los salarios. “Si quieres denunciar que tu club ha incumplido el contrato al aplicar de manera unilateral un recorte salarial del 25%, tienes que presentar el caso ante el mismo Comisario que ordenó ese recorte. Este es otro ejemplo de la arbitrariedad que afrontan los jugadores.”

Canada Premleague ANP 1 110

Para PFACan, la cuestión principal es establecer una relación de trabajo con la Liga, parte que ha hecho oídos sordos a todas las solicitudes de reunión con el sindicato de futbolistas. “Deseamos dar voz a los jugadores, y esperamos que nos consulten en las decisiones que les incumben,” afirma Champ. “Verdaderamente, deseamos seguir negociando el primer acuerdo colectivo para los futbolistas de Canadá.”

“Junto con la Liga, podemos mejorar la Premier League y hacerla más atractiva para que los futbolistas vengan a jugar a nuestro país,” afirma De Jong.

Por último, pero no por ello menos importante, PFACan aspira a profundizar su relación con la Asociación canadiense de futbolistas de la selección nacional femenina. “Deseamos trabajar conjuntamente con ellas, bajo una misma organización,” afirma Champ. “Tienen experiencia en la negociación con la Federación canadiense de fútbol. Su destreza y liderazgo nos ayudarán como sindicato, también a la hora de negociar un contrato para la selección nacional masculina.”

“Estamos creando la próxima generación de líderes del fútbol en este país. Algunos de ellos, pertenecientes a nuestro sindicato, gestionarán clubes en el futuro,” afirma Kruk. “Serán parte del ecosistema del fútbol, y manifestarán una valiosa empatía respecto a las condiciones de los jugadores.”