2.3.2. Career Transition

Transición Profesional

Debe haber una vida después del fútbol para los jugadores.

En el mejor de los casos, la carrera de un futbolista es breve e incluso puede finalizar prematuramente, debido a un retiro forzoso. Mientras que la mayoría de trabajadores disponen de cuarenta años o más para ganar dinero en su ámbito específico de trabajo, por lo general los jugadores tienen menos de la mitad de ese tiempo para contribuir a los ahorros de toda su vida. Tan solo un reducido número de futbolistas puede alcanzar seguridad económica para su vida posterior a la finalización de sus carreras profesionales. Y aunque un jugador pueda hacerlo así, tiene toda una vida por delante después de su retiro. Tener algo que poder ofrecer, aportar a la sociedad y formar parte de ella es realmente importante para su bienestar mental. Por lo tanto, para los futbolistas es imperativo poder realizar una transición dinámica a su segunda carrera tras dejar el juego.

Lo que debe saber

La transición hacia una segunda carrera es compleja, por diversas razones.

Estas incluyen, entre otras, falta de cualificación, experiencia laboral limitada, y pérdida de identidad.

FIFPRO trabaja estrechamente con los sindicatos nacionales de jugadores para ayudar a estos últimos en su preparación.

Ello podría realizarse mediante una educación superior, aumentando la concienciación sobre las oportunidades de carrera disponibles, o simplemente haciendo a los jugadores conscientes de las destrezas transferibles que ya poseen.

Debe establecerse un entorno para ayudar a los futbolistas en ese proceso.

Fomentado por todos los integrantes de su entorno (p.ej., padres, entrenadores, clubes, agentes, organismos rectores nacionales, sindicatos de jugadores, etc.); es vital ayudar a los futbolistas a prepararse para el día en que abandonen el juego profesional.

Karen Carney VISA Pundit