Ashley Rambanepasi 3 2500

Ashley Rambanepasi: futbolistas necesitan Plan B para vida posterior al fútbol

Transición Profesional Historia del jugador
18 de febrero de 2022
Ashley Rambanepasi 3 2500
  • El antiguo centrocampista Ashley Rambanepasi (40) es propietario de un exitoso negocio en Zimbabue, que suministra material de construcción. 
  • Antiguo internacional, marcó uno de los goles que aseguraron a The Warriors un puesto en la final AFCON de 2006.  
  • En la cumbre de su carrera, el médico le comunicó que no podría seguir jugando, aunque volvió al fútbol profesional tres años después. 

Me lesioné la rodilla jugando para el equipo Sub-17 de Zimbabue. Años más tarde, la lesión volvió a manifestarse. Posteriormente, tuve una nueva operación, en 2011. Me dijeron que no podría volver a jugar nunca más, aunque yo deseaba volver. Pero la recuperación llevó mucho tiempo. Conseguí regresar, en 2014, pero la lesión siguió afectándome, por lo que tuve que retirarme. 

Un año después de la lesión, cuando comprendí que no me estaba recuperando demasiado bien, comencé a mirar más allá. ¿Qué debo hacer? ¿Qué puedo hacer? Tenía una pequeña familia, y debía cuidar de ella. Tenía un amigo cercano que suministraba material de construcción. Le planteé si podría enseñarme el oficio. Y a partir de ahí, comencé a aprender. Me costó casi un año aprender los entresijos y conocer la actividad en su totalidad. Al comienzo no fue fácil, ni ganaba dinero. Pero todo negocio, todo proyecto, conlleva sus propios retos. Y dado que yo era nuevo en el ámbito, no tenía muchos ingresos. Así que fue verdaderamente difícil. Es mucha tensión.

Mira este vídeo: Ashley Rambanepasi habla de su nueva carrera.

Ahora, lamento no haber empezado antes. Echando la vista atrás, si hubiera empezado cuando tenía 19 o 20 años, hubiera llegado mucho más lejos de lo que he llegado hoy en día. Pero, por supuesto, cuando eres joven no piensas en esas cosas. Otro problema es la falta de financiación. Especialmente en África, los ingresos de los futbolistas no son tan elevados, por lo que necesitamos una actividad paralela o un negocio que nos ayude al finalizar nuestros días en el fútbol. Pero ello debe hacerse cuando todavía estás jugando, mientras todavía recibes fuentes de dinero, para poder disponer de un fondo suficiente con el que emprender tu negocio. 

Veo muchos futbolistas que lo pasan mal al finalizar sus carreras. Durante tus días en el juego, recibes dinero de todas partes: del club, de la selección nacional, quizá de patrocinadores. Pero si no tienes un Plan B para cuando finalice tu carrera, será muy difícil después. Cuando estás jugando es el momento de pensar en esas cosas. Tu carrera es muy breve y tienes mucho tiempo libre. Entrenas durante dos horas, quizá incluso dos horas, dos veces al día, pero tienes todo el resto del tiempo. Por lo tanto, los jugadores disponen de mucho tiempo para poder hacer algo más. Si no tienen nada en donde apoyarse cuando finalicen su carrera deportiva, tendrán que enfrentarse a un empleo habitual, de ocho a cinco. 

Tuve suerte. Mi compañía prospera. Suministramos material de construcción en forma de arena y arenisca, extracción de excavaciones, piedra, grava, cemento y ladrillos. Mi objetivo es introducirme en el negocio del movimiento de tierras. Pero por el momento soy feliz con lo que tengo. Trabajo con dos conductores, pues tengo tres camiones.

Fuz And Ashley R 1100

Me encantaría dar trabajo a algunos futbolistas retirados, para ayudarles a centrarse. Muchos de los futbolistas con los que he jugado están luchando: no tienen trabajo, pero tienen familias que mantener. Algunos de ellos han recurrido a las drogas como vía de escape, pero eso lo único que hace es empeorar las cosas. En Zimbabue, es muy difícil para un jugador ganar suficiente como para no tener que preocuparse por su futuro al finalizar su carrera deportiva. 

FUZ, el sindicato de futbolistas de Zimbabue, está haciendo una gran labor para difundir tal información. Para los jugadores, es difícil aceptar que deben mirar al futuro cuando les está yendo bien. A veces a los futbolistas les resulta muy complicado aceptar consejo. Creo que es muy importante para el sindicato recurrir al ejemplo de personas como yo. ¿Por qué? Porque soy uno de esos futbolistas; me conocen desde que era niño. Cuando estaba evolucionando, formaba parte de la comunidad, así que en realidad soy un ejemplo vivo entre ellos. Cuando ven a Lionel Messi y a Cristiano Ronaldo, piensan en grandes cantidades de dinero, aunque deben comprender que eso solo ocurre en Europa. En África es diferente. Así que, en mi caso particular, verán a uno de ellos, verán a alguien que ha crecido entre ellos. 

Creo que el sindicato está contribuyendo a cambiar las cosas. Nuestro fútbol está cambiando, porque la mentalidad de los futbolistas está cambiando. Existe formación y talleres para los futbolistas y, como resultado, ven más allá de su vida después del fútbol. Existen muchos ejemplos negativos y los jugadores juveniles no desean caer en la misma trampa. Por consiguiente, deberían tener un Plan B.”