Imago0027125027h

Rene Adler: "Deseo aportar transparencia al mercado de transferencias"

Foresight 31 de agosto de 2021 - por René Adler

“¿Cómo me responsabilizo de mi propia carrera? ¿Cómo sé qué clubes podrían necesitarme realmente? ¿Cómo decido, finalmente, mi próximo avance?”

Estas son algunas de las preguntas más complejas que afrontará todo jugador; son cuestiones que modelarán la totalidad de su carrera; pero, en el mundo del fútbol que yo conocí, nunca tuvimos las herramientas necesarias para orientarnos. Con demasiada frecuencia, dependíamos de los conocimientos y de las opiniones de otros. Creo que eso debe cambiar.

Rene
Sobre el experto

René Adler

Ex portero profesional

En una carrera que abarca dos décadas, René Adler jugó más de 300 veces como guardameta para el Bayer Leverkusen, el Hamburgo y el Mainz 05, e hizo 12 apariciones para la selección nacional alemana. Es co-fundador de 11TransFAIR

He vivido un periodo trascendental en la historia de nuestro deporte: cada vez más futbolistas comenzaron a mostrar sus habilidades en todo el mundo, a medida que se abrían nuevas competiciones y nuevas tecnologías hacían que todo estuviera más próximo; fue entonces cuando la economía del fútbol se tornó verdaderamente global.

Y, aun así, con frecuencia pienso que nosotros, los futbolistas, nunca tuvimos acceso al panorama completo; nunca tuvimos un sentido claro de las oportunidades que estaban a nuestra disposición.

Sin duda, no se nos animaba a velar por nuestro propio bienestar. Un club de Estados Unidos, Asia o Australia podría tener una nueva y excitante oportunidad para un jugador, pero si su agente no tenía la red de contactos o la inclinación necesarias, el jugador nunca escuchaba nada al respecto, y un capítulo enteramente nuevo podría quedar cerrado para él. Todos perdían.

Para los numerosos jugadores que han quedado recientemente sin contrato, esta cuestión es acuciante. Si no podemos ver la gama total de oportunidades ahí afuera –no solo en su propia liga o región, sino en todo el mundo– sus oportunidades comienzan a reducirse. La tentación de hacer un cambio a corto plazo con tal de asegurar un contrato de trabajo, cobra mayor fuerza. En consecuencia, puede resentirse su carrera a más largo plazo, su evolución en el tiempo y su sentido del bienestar.

A tal respecto, la información se torna vital. Así como quién la proporciona y gestiona, y con qué fines; además de quién tiene acceso a ella, y en qué términos: estas cuestiones repercuten seriamente en la vida del jugador.

Las nuevas tecnologías pueden y deben ser parte de la respuesta, pero únicamente si las ponemos al servicio de una visión ética clara, que apoye al jugador y su bienestar.

La generación actual ha crecido con las redes sociales; los jugadores juveniles saben todo lo bueno y todo lo malo que ello conlleva; saben lo que es sentirse vulnerable. Creo pueden hacerse las cosas mejor.

Se trata de algo más que de datos. Toda elección humana pone en juego nuestros valores: ¿quiénes somos, y cómo queremos vivir nuestra vida? Deseo aportar transparencia al mercado de transferencias, y dar a los jugadores confianza para asumir la responsabilidad de su carrera. Deseo que tengan una idea clara de su propio valor.

Este año lancé una nueva plataforma digital, 11TransFAIR, con un pequeño equipo que comparte mi visión. Desde el momento en que el jugador se incorpora a ella, asume el control. Crea su propio perfil, que muestra sus estadísticas de tiempo de juego, una evaluación de sus mejores destrezas, sus valores personales y sus expectativas salariales. En la misma plataforma, los clubes describen lo que tienen para ofrecer, y publican todas las posiciones que tratan de cubrir. Nuestro algoritmo hace el resto, hallando la mejor combinación entre jugador y club. Y únicamente cuando ambas partes están listas para negociar, se revelan sus identidades mutuamente. Ahí es cuando empieza la conversación.

Nuestra función no es evaluar al jugador; las estadísticas de su rendimiento se encargan de eso. Y nada le impide escuchar otras opiniones; sigue siendo libre para trabajar con un agente, si lo desea. Pero ahora está en el juego; ahora tiene una idea clara de lo que le espera ahí afuera.

Los futbolistas merecen tener un panorama claro y preciso de sus oportunidades. Quiero darles una herramienta que les ayude a hallar su propio camino y a hacer sus propias elecciones.

Deseo devolverles el poder, darles confianza y un sentido de responsabilidad.

Los futbolistas tienen una carrera, y deben cuidarla.

“Toda elección humana pone en juego nuestros valores: ¿quiénes somos y cómo queremos vivir nuestra vida? ”